thunder, lightning, storm

La vida está llena de PENAS

Así es, no pretendo ser la nube gris, pero es la verdad.

Quizá estés pensando en dejar este artículo de inmediato, al final quien quiere escuchar a otro hablar de las penas. Déjame decirte que no son las penas que estás pensando te lo aseguro.

PENAS es un acrónimo para PEnsamientos Negativos AutomáticoS. Me atrevería a decir que son unas de las pocas penas que vamos a experimentar a lo largo de nuestras vidas que están bajo nuestro control.

Nuestro cerebro está configurado para que tengamos la tendencia de evitar el dolor más que buscar el placer. El ejemplo del palazo, si te digo que elijas entre que evite que te den un golpe con un palo por la cabeza o que te hagan cariños, seguramente vas a elegir que evite que recibas el golpe. Nuestra tendencia natural es alejarnos del dolor y luego acercarnos al placer.

Todas las cosas que queremos alcanzar implican algo de dolor o sufrimiento para nuestro cerebro. Implican esforzarnos más y eso implica “dolor”. De esta forma, la respuesta de nuestro cerebro es establecer un discurso negativo que corre en automático para evitar que intentemos todo aquello desconocido que puede implicar de alguna forma “dolor”. Lo digo entre comillas porque no tiene que ser dolor literalmente como el golpe, para nuestro cerebro en este momento dolor puede ser desde algo tan básico como esperar más tiempo formados en una línea del automercado como cosas mucho más complejas como hacer ejercicios de ese curso en línea que compramos hace meses y no hemos logrado terminar.

Cuál es nuestra estrategia ahora que sabemos que eso va a ocurrir, contrarrestarlo con un pensamiento positivo que vaya acompañado de nuestro propósito trascendente. Si aún no te has establecido un propósito trascendente debes comenzar por ahí. Este curso te ayudará a conseguirlo, así como muchas otras herramientas para convertirte en una máquina productiva.

Volviendo a nuestras PENAS contrarrestarlas con un pensamiento positivo que los contrarreste va a darle a nuestro cerebro el argumento que necesita para establecer la importancia que debe tener esto que queremos lograr. Recuerda que son automáticas, van a estar ahí así no quieras, pero puedes entrenar a tu cerebro a contrarrestarlos. Cuando pienses que no eres capaz, que no sabes cómo, que no eres lo suficientemente “lo que sea” para lograr eso que te has propuesto, recuerda que, si paras ahora, no lo vas a conseguir. La única manera de que obtengas eso que te has propuesto es que no te des por vencido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descarga GRATIS 

nuestro e-Book

GRATIS

Una guía paso a paso para crear múltiples fuentes de ingresos y tu propio negocio digital con el conocimiento que tienes.