triangle, sky, abstract

Hablando de pirámides

Estas últimas semanas he estado hablando de una herramienta que está siendo parte clave de mi estrategia. La pirámide de Maslow. Es una pirámide de necesidades humanas.

Con esta crisis de salud que vivimos, esta pirámide se ha invertido para muchas personas que dependían exclusivamente de sus ingresos salariales, pasando de buscar su realización personal a estar ahora en el nivel de necesidad de seguridad laboral o seguridad económica que es el más básico. Comprender nuestras propias necesidades nos permite entender mejor como resolverlas y nos hace tomar decisiones más sabias para el futuro. Cuando vemos que el objetivo número uno de un negocio es tener un impacto positivo en la vida de las personas, ganar dinero es una consecuencia. Es ahí cuando esta herramienta vuelve a ser esencial para entender lo que realmente necesitamos. El negocio y la forma en la que nos comunicamos ha cambiado exponencialmente en las últimas décadas y esta crisis ha obligado a muchas empresas a digitalizarse más rápido de lo que esperábamos. ¿Debemos tener miedo? Para que, el miedo no va a resolver el problema. Lo único que tenemos que hacer es aprender las habilidades necesarias para el mundo en el que vamos a vivir y crear un negocio que nos permita obtener seguridad.


La más básica de las necesidades humanas es la necesidad de entender y ser entendido. La mejora manera de entender es escuchar.

Ralph Nichols


La actitud positiva, el enfoque en la solución y no en el miedo, es lo que nos hará estar siempre preparados para los cambios que se nos presenten. Si el mundo se está volviendo digital cada vez más rápido, la solución es aprender las habilidades necesarias ahora. Eso sí, disfrutando siempre del proceso, si no para qué.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descarga GRATIS 

nuestro e-Book

GRATIS

Una guía paso a paso para crear múltiples fuentes de ingresos y tu propio negocio digital con el conocimiento que tienes.